¿TIENES DOLOR DEBIDO A LAS CONTRACTURAS?

Existen remedios natural muy beneficiosos.

Las situaciones de estrés excesivo que estamos viviendo tienden a provocar muchas contracturas. La tensión muscular derivada del estrés provoca que los nervios se encuentren más rígidos, contrayendo los músculos y llegando a comprimir las vértebras. El sedentarismo es otra de las causas que provoca la pérdida de la masa muscular, facilitando la aparición de contracturas.

Cada vez más personas tienden a tomar en exceso analgésicos o antiinflamatorios como el paracetamol o el ibuprofeno para solventar este problema, pero hay que tener en cuenta que este tipo de medicamentos, si bien eliminan el dolor de forma momentánea, no relajan la contractura.

Para relajar la contractura existen los medicamentos relajantes musculares, pero ¿qué ocurre con ellos? Que también relajan en exceso a la propia persona y pueden tener efectos a nivel sistémico, afectando al sistema nervioso. Son medicamentos que necesitan de receta médica y tienen muchos efectos secundarios, pudiendo crear dependencia.

Hábitos de vida saludables como tener una buena alimentación o realizar técnicas de relajación son muy beneficiosos para evitar las contracturas. Está contrastado que la falta de sales minerales es uno de los factores que más influyen en la formación de contracturas musculares.

El magnesio es un mineral indispensable en nuestro organismo para evitar este tipo de problemas. Por ello es recomendable tomar suplementos naturales de magnesio para disminuir los riesgos de contracturas; además te va a ayudar a relajarte y a dormir mejor.

En caso de tener dolores por contracturas también existen complementos a base de aceites esenciales que son relajantes musculares sin tener los efectos secundarios antes mencionados. Se pueden aplicar como spray en la contractura, y también se ofrecen en cápsulas para tomar por vía oral.

Otra opción muy interesante como descontracturante y relajante muscular, es el aceite esencial de Romero QT alcanfor. Ponemos 2 gotas en un aceite vegetal y lo aplicamos en la zona de la contractura 3-4 veces al día. Una opción muy interesante es que elijamos un aceite vegetal con poder analgésico y antinflamatorio para así potenciar el efecto (como puede ser un aceite esencial de árnica). 

Si quisiésemos un efecto analgésico y antinflamatorio más fuerte podríamos añadir 1 gota de AE de Gaulteria.

*Romero QT Alcanfor: NO EMB, NO LACT, NO MENORES DE 6 AÑOS.

* Gaulteria: NO EMB, NO LACT, NO MENORES DE 6 AÑOS, NO SINTROM.

En los casos que esos aceites estén contraindicados el aceite que usaríamos seria el aceite esencial de Eucalipto Azul.

¿Otras recomendaciones importantes? Aplicar calor local, dormir en una buena posición, y ponerte en manos profesionales para que te traten la contractura correctamente.

¡Si tienes alguna duda no dudes en escribirnos y te ayudaremos encantados!

Suscríbete y recibe

información de los temas de actualidad en salud, bienestar y las mejores ofertas.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar la navegación y realizar labores analíticas. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.