Síguenos en nuestras redes
Teléfono de contacto

Pulsioxímetro

Guía de compra

Compra pulsioxímetro de farmacia

Compra online pulsioxímetros en la farmacia Olaiz, www.olaiz.com.

El pulsioxímetro es un aparato médico que mide el nivel de saturación de oxígeno en la sangre de una persona. Funciona emitiendo luz a través de un dedo o un ojo, lo que permite medir la cantidad de oxígeno en la sangre.

Para qué sirve

El pulsioxímetro se utiliza para estimar la frecuencia cardiaca de una persona y el nivel de saturación de oxígeno en su sangre. Es útil para evaluar la función pulmonar e identificar problemas respiratorios, así como para seguir la recuperación tras una intervención quirúrgica o tratar afecciones como la apnea del sueño.

Cómo se usa

Cuando se utiliza un pulsioxímetro, el dispositivo se coloca en un dedo o en una oreja y el lector espera a que la lectura se estabilice. La lectura de la saturación de oxígeno y la frecuencia cardiaca se muestran en la pantalla del aparato. 

Tipos de pulsioxímetros:

Los dos tipos más comunes de pulsioxímetros son:

- Pulsioxímetro de dedo: miden 0,8 metros y se ajustan cómodamente al dedo.

- Pulsioxímetro de muñeca: se llevan como un reloj y se ajustan a la muñeca.

¿Dónde comprar los mejores pulsioxímetros?

En la farmacia online natural Olaiz puedes comprar pulsioxímetros profesionales al mejor precio. Hay envíos 24 horas.

Leer más Leer menos
Preguntas y respuestas

Antes de usar un pulsioxímetro, se deben limpiar y desinfectar las superficies que entrarán en contacto con la piel.

, los pulsioxímetros pueden utilizarse en bebés y niños pequeños para medir el nivel de saturación de oxígeno en sangre y la frecuencia de los latidos del corazón. Utilice un pulsioxímetro adecuado para la edad y el tamaño del niño.

Los niveles normales de saturación de oxígeno se sitúan entre el 95% y el 100%. Si la lectura de un pulsioxímetro es inferior al 90%, puede indicar problemas respiratorios o cardiovasculares, y debe buscarse atención médica.

, calibrar un pulsioxímetro es necesario para obtener lecturas precisas. La frecuencia de calibración puede variar en función del tipo y la frecuencia de uso, pero en general se aconseja calibrar el dispositivo cada 6 a 12 meses.

La principal diferencia entre un pulsioxímetro de dedo y uno de muñeca es la ubicación del sensor. Un pulsioxímetro de muñeca se lleva como un reloj y se ajusta en la mueca y un pulsioxímetro de dedo se coloca en el dedo y se ajusta cómodamente. Además, los pulsioxímetros de muñeca son más portátiles y útiles para la monitorización continua, y los pulsioxímetros de dedo son más precisos y sencillos de utilizar.