Síguenos en nuestras redes
Teléfono de contacto

Conoce las propiedades de los aceites esenciales naturales y puros

Para prevenir, curar o complementar distintos tratamientos médicos. Las plantas y sus aceites esenciales tienen múltiples propiedades, lo que nos permite aplicarlos a diferentes patologías, incluso podemos combinarlos entre sí, siempre que haya una buena sinergia, para que juntos sus beneficios sean mayores. Eso sí, debemos asegurarnos de que sean naturales y puros para que sus efectos sean los mayores y mejores posibles.


Aspectos importantes en un aceite esencial

Es importante que antes de comprar un aceite esencial nos fijemos bien en sus propiedades terapéuticas. Para ello os recomendamos que antes de comprar os fijéis en un par de aspectos:

  • El quimiotipo del aceite esencial, o lo que es lo mismo la clasificación de la composición química de la planta. ¿Por qué es tan importante? Porque, por ejemplo, el clima afecta a las propiedades de la planta por lo que sus beneficios o toxicidades pueden variar.
  • La certificación botánica de la planta, es decir, la especie a la que pertenece la planta, ya que, de nuevo, dependiendo la especie las propiedades terapéuticas pueden cambiar o incluso desaparecer.
  • El órgano del que se ha extraído el aceite esencial. Cada planta concentra la mayor parte de su principio activo en un lugar diferente por lo que una planta puede dar esencias distintas dependiendo de la parte de la planta que utilicemos. Es por ello por lo que la extracción de los aceites esenciales afecta a la calidad del producto.


Cómo se obtienen los aceites esenciales

Aunque no todos, la mayoría de los aceites esenciales naturales se obtienen por destilación, por arrastre de vapor y agua a baja presión que controlan especialistas para conseguir que la esencia que se extraiga sea de la mayor calidad posible.

El método varía con los aceites extraídos de los cítricos donde se aplica la presión en frio.

En cualquier caso, cuando vayamos a comprar un aceite esencial es importante que tenga un certificado ecológico que demuestre además de la calidad del producto, que es natural y puro. Esto nos asegurará un buen producto para solucionar cualquier patología de una manera natural.


Cómo se administran los aceites esenciales

A la hora de utilizar un aceite esencial hay distintas vías de administración que variarán en función del propio aceite y de la patología a tratar:

    Vía tópica: lo primero que debemos tener en cuenta es que los aceites esenciales son muy irritantes y que no es conveniente aplicarlos directamente, sino que es mejor diluirlos con una crema, con gel o con aceite vegetal. Podemos utilizarlo para problemas sistémicos, como analgésico, etc.

    Vía oral y sublingual: normalmente esta aplicación se utiliza para que los efectos sean instantáneos. Eso sí, no se deben tomar directamente, los podemos diluir en aceite vegetal, pan, azúcar o miel.

    La vía olfativa: Con humidificadores o difusores, pero también directamente con un par de gotas en la almohada. Su efecto está asociado a que los aceites esenciales son volátiles y al inhalarlos nos activa el sistema límbico que regula las emociones.


Algunas utilidades de los aceites esenciales

Las propiedades de los aceites esenciales son muchas y podríamos hablar largo y tendido sobre ellas. Hoy solo haremos una pequeña introducción con algunas de las patologías que podemos tratar con aceites:

  • Acné: el aceite esencial de árbol de té o Pranadraine Detox, ambos de Paranarom nos pueden ser de utilidad. En el caso del aceite los aplicaremos, 2 gotas, en un bastoncillo de oídos y tocamos con él el grano, entre 7 y 9 veces al día. En cuanto al preparado de limón, debemos tomarlo en ayunas durante 21 días.
  • Impétigo: en este caso, con el aceite esencial buscaremos potenciar la acción de la pomada antibiótica. Podemos mezclar con la crema de aceite de clavo árbol de té y geranio, todos de Pranarom
  • Herpes: Gal Labial - Labiarom de Pranarom está creado específicamente para esta patología, tanto para el simple o herpes zoster, y podemos aplicarlo en la zona 7-8 veces al día.
  • Moluscos: los podemos tratar con aceites antivíricos como el de Ravintsara cápsulas o árbol de té, de Pranarom. En cuanto a su aplicación, nos echaremos 2-3 gotas, 2-3 veces al día en la zona y en las plantas de los pies
  • Verrugas: La mezcla de varios aceites esenciales de Solución pies y manos - Verrucarom Aromaderm de Pranorom nos ayudará a alisar la piel rugosa gracias a que con su uso se reblandecen las partes engrosadas y los aceites esenciales penetran. Para ello tenemos que echar en la verruga 2 gotas 2 veces al día.
  • Quemaduras solares. El espliego macho es un buen cicatrizante y lo podemos aplicar la primera hora tras la quemadura, cada 5 minutos y a partir de la segunda cada 15. Para aplicarlo lo podemos añadir a aceite de cándula o aloe vera.

Tened en cuenta siempre, que el mejor aceite esencial es aquel que esté quimiotipado, que es 100 % puro y también 100 % natural. En Olaiz encontrarás la más amplia variedad de este suplemento.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar la navegación y realizar labores analíticas. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.