Adiro (ácido acetilsalicilico)

El adiro tiene como principio activo el ácido acetilsalicílico (AAS). Pertenece a las familias de antiagregantes plaquetario.


Qué hace

Es un antiagregante plaquetario. Actúa inhibiendo la síntesis de prosanoides, mediante el bloqueo irreversible (por aceitilación) de la ciclooxigenasa. Este efecto impide la síntesis fisiológica de factores antiagregantes (postaciclina o PGI2) y proagregantes (tromboxano A2 O TXA2), si bien la síntesis del factor antiagregante (postaciclina) es menos afectada y se recupera más rápidamente, prevaleciendo el efecto antiagregante. La inhibición de la ciclooxigenasa se manifiesta de forma especial en las plaquetas, incapaces de sintetizar nuevamente la enzima. Este efecto persiste durante toda la vida de las plaquetas (aproximadamente 10 días). Por otra parte, el ácido acetilsalicílico inhibe parcialmente la agregación plaquetaria inducida por ADP, colágeno y trombina.

Tras la administración oral de ácido acetilsalicílico, la absorción es rápida y casi completa. Los niveles máximos se alcanzan a las 3-5h. El ácido acetilsalicílico se transforma en su principal metabolito activo, el ácido salicílico, durante y después de la absorción. El grupo acetilo del ácido acetilsalicílico comienza a hidrolizarse incluso en su paso a través de la mucosa gastrointestinal, aunque este proceso tiene lugar principalmente en el hígado. Existe una gran variabilidad en la velocidad con que diferentes individuos hidrolizan el ácido acetilsalicílico y, por lo tanto, en la Cmax alcanzable. Sufre un amplio metabolismo hepático, dónde se hidroliza el ácido acetilsalicílico convirtiéndose en ácido salicílico, luego el ácido salicílico se oxida en otros dos metabolitos. Se elimina por la orina.


Leer más Leer menos

Indicaciones VS malos usos

El ácido acetilsalicílico (adiro) inhibe la agregación de las plaquetas sanguíneas y, por lo tanto, previene eventos tromboembólicos como infarto de miocardio y el accidente vascular central. Sin embargo, el riesgo de sangrado también aumenta. Su uso en prevención secundaria de eventos cardiovasculares recurrentes es indiscutible. Sin embargo, los datos sobre prevención primaria no son tan claros, es decir en personas que tienen un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, pero que aún no han sufrido ningún evento. (Pharmazeutische Zeitung 2019; Tagliche ASS-Einnahme bleibt umstritter:22.02-2019)

Por lo tanto, está indicado en la profilaxis secundaria tras el primer evento isquémico coronario o cerebrovascular de:


    -Infarto agudo de miocardio

    - Angina estable o angina inestable

    - Intervención coronaria percutánea

    - Isquemia cerebral: Accidente cerebrovascular no hemorrágico transitorio o permanente.

    - Reducción de la oclusión del injerto después de realizar un bypass coronario

El ácido acetilsalicílico es también el principio activo de la aspirina que todos conocemos. La aspirina ha sido y es frecuentemente utilizada como analgésico, antiinflamatorio y antipirético de venta libre. La aspirina contiene dosis mayores de ácido acetilsalicílico que el adiro. Por eso, la aspirina consigue una acción analgésica actuando a nivel central sobre el hipotálamo y a nivel periférico bloqueando la generación de impulsos dolorosos, mediante el bloqueo de síntesis de prostaglandinas mediada por la inhibición de ciclooxigenasa (con esto consigue también su acción antiinflamatoria). Pero, la aspirina también tiene una acción antiagregante plaquetaría. Durante mucho tiempo se ha tomado la aspirina cada vez que algo molestaba o dolía.

El ácido acetilsalicílico está en nuestra naturaleza, proviene del sauce. El sauce blanco o salix alba es un árbol caducifolio de la familia de las salicacias o Salicaceae, puede llegar a alcanzar aproximadamente 25 metros de altura y suele habitar en zonas templadas y húmedas, es muy frecuente en Asia y Norte de África, encontrándose también extendido por todas las zonas templadas de Europa. Su principal particularidad es que su corteza contiene salicina, el principio activo del ácido acetilsalicílico. Antiguamente se utilizaba para tratar los estados febriles, reducir el dolor y reducir la inflamación y se extraía extracto de salicina directamente de la corteza, que, al ser molida, desprende unos polvos blancos que contienen este principio activo. Actualmente el ácido acetilsalicílico se fabrica por síntesis química sin necesidad de recolectar la salicina a partir del sauce blanco y se comercializa con el nombre de “aspirina”. Os vamos a contar todos los efectos secundarios que tiene, pero seguramente será la molécula más segura que se vende en las farmacias. Tiene más de cien años de uso y lleva mucho tiempo en la naturaleza. Es de las primeras moléculas que se hicieron, exactamente el joven químico alemán Felix Hoffmann creo está molécula en 1897. Además, lleva muchos años en el planeta, no es una invención. No es una estructura química diferente, la cual puede ser más nociva o dañina porque nuestro cuerpo no la conoce. El ser humano lleva millones de años conviviendo con el sauce, por lo tanto nuestro cuerpo reconoce el ácido acetilsalicílico. Para nuestro cuerpo no es lo mismo reconocer una molécula que ya está en la naturaleza, que algo químico que se crea. El gran conocimiento de la molécula es lo que ha traído guerras comerciales entre diferentes laboratorios y, por eso, se han sacado muchos efectos secundarios. Un gran ejemplo es el síndrome de rey que se asocia a la toma de la aspirina. En los años 80 la aspirina era la molécula más vendida en la farmacia hasta que se asoció con la aparición del síndrome de reye en niños menores de 16 años con procesos febriles, gripe o varicela. El síndrome de Reye es una enfermedad que provoca inflamación en el hígado y en el cerebro. Por lo general, en el síndrome de Reye, el nivel de azúcar en la sangre del niño disminuye, mientras que los niveles de amoníaco y acidez en la sangre aumentan. Al mismo tiempo, el hígado puede hincharse y generar depósitos grasos. La hinchazón también se puede producir en el cerebro, lo que puede provocar ataques, convulsiones o pérdida del conocimiento, pudiendo ser muy grave. Pero, esto es muy poco frecuente.

El ácido acetilsalicílico se ha utilizado desde hace muchos años como analgésico, antinflamatorio y antipirético. Tiene un efecto antiagregante plaquetario útil en diferentes patologías. Cada vez se está investigando más y más sobre su uso y descubriendo nuevas indicaciones posibles. Existe un artículo publicado “en vanguardia” escrito por un farmacéutico experto en evaluación de tecnologías sanitarias que habla sobre la aspirina en reducción del cáncer colorrectal. En el artículo se explica que con el objetivo de investigar el efecto protector de la aspirina es en este cáncer, unos investigadores de la universidad de Harvar han iniciado el estudio llamado ASPIRED. Este estudio consiste en un ensayo clínico prospectivo, doble ciego, controlado por placebo que consta de tres brazos, 2 grupos con AAS (ácido acetilsalicilico) y un grupo placebo (60 personas en cada grupo). Se testó que el AAS reducía los metabolitos de prostaglandina urinaria hasta unos niveles que se han asociado con un nivel bajo de riesgo de incidencia neoplasia colo rectal.

La aspirina tiene muchísimos años y ha sido muy investigada, por eso, además de conocer sus efectos beneficiosos y que es de origen natural, también se conocen muchos efectos secundarios. La aspirina tiene muchísimos años y ha sido muy investigada, por eso, además de conocer sus efectos beneficiosos y que es de origen natural, también se conocen muchos efectos secundarios.


Entre ellos, existe la posibilidad de que cree hipotrombinemia a dosis elevadas, por el efecto antiagregante del mismo ácido acetilsalicílico, pudiéndose crear hemorragias gastrointestinales, úlceras, hemorragias gástricas junto con vómitos o heces con sangre…Se debe tener especial cuidado en gente que manifieste alteraciones de coagulación, especialmente hemofilia, hipotrombinemia, déficit de vitamina K, anemias, mujeres en edad fértil (menstruación), gente con úlceras o con antecedentes y personas con facilidad capilar como gente con arañas vasculares en las piernas, rosacea, petekias (bolsitas de sangre), gente que sangra por las encías o por la nariz. Para conseguir unos capilares más sanos y fuertes es imprescindible un aporte adecuado de vitamina C. Además, la aspirina crea un déficit de vitamina C, por lo tanto, con más razón se debería suplementar nuestra dieta con vitamina C. La aspirina (ácido acetilsalícilico) se utiliza muchas veces con alguna gripe o malestar creado por un virus. Para combatir los virus antes es recomendable un aporte de vitamina C. Casi todo el ácido salicílico se metaboliza en el hígado, pudiendo crear patologías hepáticas, y se excreta vía renal. Por eso, está contraindicado en personas con insuficiencia renal o hepática grave, teniendo que tener especial cuidado en personas mayores porque sus órganos están más mayores y debilitados y hacen peor su función.


Leer más Leer menos

Efectos secundarios

En la mayor parte de los casos, los efectos adversos son una prolongación de la acción farmacológica y afectan principalmente al aparato digestivo. El 5-7% de los pacientes experimenta alguno de los siguientes efectos adversos. Son muchos los efectos secundarios que se conocen, pero, es porque es una molécula que se conoce desde hace muchísimo tiempo. Además, existe desde hace millones de años en la naturaleza, por lo tanto nuestro cuerpo lo asimila mejor, y es de las moléculas analgésica, antipiréticas y antiinflamatorias más seguras que se venden en las farmacias.

1. Digestivas: Dispepsias, dolor abdominal, nauseas, vómitos, gastritis, úlcera duodenal, úlcera gástrica, hemorragia gastrointestinal. Hay que tener especial cuidado con gente con úlceras péptica porque aumenta el riesgo de erosión y de hemorragia gastrointestinal.

Hemorragia gástrica: Se aconseja al paciente que acuda a su médico en caso de aparición de hematemesis (vómito con sangre), melenas (deposiciones con sangrado), astenia acusada o cualquier otro signo o síntoma sugerente de hemorragia gástrica. Si aparece cualquiera de estos episodios, el tratamiento debe de interrumpirse inmediatamente.

2, Puede crear hipotrombinemia a dosis elevadas, por el efecto antiagregante del mismo ácido acetilsalicílico. Hay que tener mucho cuidado con la gente que manifieste alteraciones de la coagulación, especialmente hemofilia, hipotrombinemia o déficit de vitamina K, mujeres en edad fértil (por la menstruación), anemias y personas con facilidad capilar como gente que presenta arañas vasculares en las piernas, rosacea, petekias (bolsitas de sangre), gente que sangra por las encías o por la nariz… Todo esto aumentaría el riesgo de hemorragia todavía más.

3.  Puede crear déficit de vitamina C. El déficit de vitamina C, por una parte atrasa la recuperación de la gripe y de diferentes virus (la aspirina se utiliza muchas veces para este tipo de dolencias y patologías). Por otra parte, la vitamina C es importante para unos capilares fuertes y sanos y para evitar hemorragias.

4. Puede aumentar la hemorragia menstrual (menorragia): Hay que tener especial cuidado con la cirugías. Puede ser necesaria una interrupción temporal del tratamiento antes de la intervención para reducir el riesgo de hemorragia. Es conveniente suspender la administración por lo menos una semana antes. La actividad anti plaquetaria persiste entre 4 y 8 días después de la suspensión del fármaco

5. Siempre que sea posible deberá evitarse el tratamiento concomitante con medicamentos que puedan aumentar el riesgo de hemorragia, espacialmente digestivas altas, tales como corticoides, antiinflamatorios no esteroideos, anticoagulante, otros antiagregantes plaquetarios… El tratamiento con antiinflamatorios no esteroideos se asocia con la aparición de hemorragias, ulceración y perforación del tramo digestivo alto. Esto puede aparecer en cualquier momento a lo largo del tratamiento sin síntomas previos y en pacientes sin antecedentes. El riesgo aumenta con la dosis, en pacientes ancianos y en pacientes con antecedentes de úlcera gástrica. En el caso de los ancianos se puede manifestar antes porque con la edad los órganos van disminuyendo su función y el hígado y el riñón no son tan eficaces como en una persona joven, se ralentiza el metabolismo y la excreción, por lo cual cuesta más la eliminación de los metabolitos pudiendo producir más daño.

6. Puede crear patologías hepáticas, como la hepatitis.

7. Está contraindicado en personas con insuficiencia renal o hepática grave.

8. Respiratorias: Espasmo bronquial paroxístico, disnea, rinitis, congestión nasal. Cuidado con asmáticos.

9. Contraindicado en niños menores de 16 años con procesos febriles, gripe o varicela, ya que en estos casos la ingesta de ácido acetilsalicílico se ha asociado con la aparición del síndrome de reye. El síndrome de Reye es una enfermedad que provoca inflamación en el hígado y en el cerebro. Por lo general, en el síndrome de Reye, el nivel de azúcar en la sangre del niño disminuye, mientras que los niveles de amoníaco y acidez en la sangre aumentan. Al mismo tiempo, el hígado puede hincharse y generar depósitos grasos. La hinchazón también se puede producir en el cerebro, lo que puede provocar ataques, convulsiones o pérdida del conocimiento.

10. Con dosis altas en tratamiento prolongado pueden aparecer

    - Cefalea

    - Mareo, confusión: El tratamiento debe ser suspendido inmediatamente en el caso en el que experimento mareo     o sordera.

    - Tinnitus, sordera

    - Exceso de sudoración

    - Insuficiencia renal


Leer más Leer menos

Suplementos

1. Suplemento de vitamina C. El ácido acetilsalicílico puede crear un déficit de vitamina C. El déficit de vitamina C, por una parte atrasa la recuperación de la gripe y de diferentes virus (la aspirina se utiliza muchas veces para este tipo de dolencias y patologías). Por otra parte, la vitamina C es importante para unos capilares fuertes y sanos y reducir el riesgo de hemorragias. La vitamina C es importante no ingerirla en forma ácido ni en grandes cantidades. En muchos multivitamínicos suele estar en forma ácida y además en dosis altas. En forma ácida se absorbe peor y pueden crear cálculos renales. Por eso, es importante elegir un suplemente adecuado de vitamina C, como ejemplo tenemos: ESTER-C SOLGAR, ERGY C…Siempre que tomemos una vitamina C en forma ácida tiene que ser en dosis menores y que sea de origen natural (de frutas, verduras…). Esto lo cumple la VITAMINA C DE VOGUEL.

2. Cuando la toma de adiro es necesaria debemos tener en cuenta todos los efectos secundarios que conlleva y sugerimos un detoxificación de vez en cuando para eliminar los metabolitos intermediarios y tóxicos y para conseguir una salud hepática correcta. Sobre todo en personas mayores porque sus órganos están deteriorados y la eliminación del adiro es menor creando más efectos secundarios y dañando más el hígado. Para una buena salud hepática, podemos utilizar productos que nos ayudan a drenar en general todo el cuerpo DESMODIUM, KIT DETOX, SYILLIFIT…

3. Además tiene riesgo de crear úlceras, gastritis, hemorragias gástricas e intestinal… por eso es importante mantener sanas las mucosas gástricas e intestinales. Para eso, es recomendable el MICO-LEO. Mico-Leo es el complemento alimenticio con la mayor concentración de principios activos de la Melena de león (Hericium erinaceus), el hongo regenerador y prebiótico por excelencia. Contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso y al mantenimiento de las mucosas.

4. Puede crear dolor abdominal, nauseas, vómitos… Por eso siempre nos vendrá bien una limpieza intestinal y la toma de probióticos. CLEANER-IN facilita el movimiento de los desechos a través del intestino, limpiándolo completamente sin irritarlo, ni alterar el delicado equilibrio de la flora. 


Leer más Leer menos

Estilo de Vida

Es importante llevar una dieta equilibrada y saludable. Los alimentos ricos en vitamina C son fundamentales con la toma de AAS( ácido acetilsalicílico). Sobre todo, cuando aumenta la dosis y la duración del tratamiento. Porque la ingesta continúa de AAS puede crear diferentes efectos secundarios, incluyendo una hemorragia. La vitamina C juega un papel importante en la salud y fortaleza de los capilares. Es importante sobre todo en personas con facilidad capilar como gente que presenta arañas vasculares en las piernas, rosacea, petekias (bolsitas de sangre), gente que sangra por las encías o por la nariz… Todo esto aumentaría el riesgo de hemorragia todavía más. Además la vitamina C es necesaria para evitar gripes y virus o para reducir el tiempo que estamos enfermos.

La vitamina C se encuentra sobre todo en frutas y verdura. Pero, el alimento siempre tiene que estar crudo porque al calentarla la vitamina C se destruye. Esto ocurre porque la vitamina C es termolábil. La fruta hay que tomarla entera porque la centrifugación (zumos) rompe la molécula. Además, es mejor tomarla nada más pelarla porque si no se oxida la vitamina C. Podemos ver que una fruta está oxidada cuando cambia de color, por ejemplo cuando mordemos una manzana y al rato se vuelve más marrón (esto quiere decir que la vitamina C ya se ha oxidado). Una forma de saber si una fruta es rica en vitamina C seria el tiempo que pasa en oscurecerse u oxidarse (cuanto menos tiempo pase más rica será en vitamina C). Para que las verduras no pierdan la vitamina C en la cocción deberían tomarse crudas en forma de batidos verde o ensaladas.

Leer más Leer menos
Celia Ruiz de Mendoza Ruiz de Aretxabaleta, número de colegiado: 2471
Uxoa Olaizola de Diego, número de colegiado: 900

Suscríbete y recibe

información de los temas de actualidad en salud, bienestar y las mejores ofertas.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar la navegación y realizar labores analíticas. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.