¿RETIENES LIQUÍDOS? ¿SIENTES HINCHAZÓN? EMPIEZA POR DEPURAR TU HÍGADO.

Con la llegada de la primavera muchas personas, especialmente mujeres, nos comentan que retienen líquidos y se levantan con una sensación de hinchazón en su organismo.

Los síntomas de este problema se pueden dar en las bolsas de los ojos, las manos, las piernas o adquiriendo más volumen a nivel general; un volumen que no es constante, sino que aumenta y disminuye gradualmente.

Para solucionar este problema se tiende a tomar diuréticos a base de plantas o complementos con el fin de incidir en el funcionamiento de los riñones, que son los que eliminan los líquidos por vía urinaria. Pero al enfocarnos únicamente en los riñones no nos damos cuenta de que hay un órgano que es fundamental en la retención de líquidos; el hígado.

Vemos casos de personas que se notan hinchadas y acuden a nuestra farmacia en busca de una solución habiendo realizado depuraciones a nivel renal sin obtener resultados. Por ello es muy importante comenzar desde el hígado, porque es el órgano que mueve toda la sangre del cuerpo.

Nuestra recomendación es comenzar por una detoxificación del hígado, y también es importante que depuremos nuestro intestino. Con estas medidas estamos viendo buenos resultados en chicas jóvenes que se sienten hinchadas a pesar de tener analíticas correctas en transaminasas y creatinina, (indican que tanto su hígado como sus riñones funcionan bien). En estos casos recomendamos una detoxificación hepática a base de plantas y aminoácidos.

Esta sensación de hinchazón en las mujeres tiene que ver con todo lo relacionado con su ciclo biológico. Las mujeres a cierta edad se hinchan con la regla, con la perimenopausia… Como los estrógenos son de metabolismo hepático, es recomendable empezar por el hígado y también por el intestino, que es la salida natural de todas las grasas que metaboliza el hígado. Y es que parte de esa inflamación es síntoma de que hay una inflamación intestinal.

En estos procesos de detoxificación hepática, es importante tener en cuenta la alimentación a base de dos grandes grupos:

Por un lado están los alimentos amargos que estimulan la función de la vesícula biliar y ayudan a detoxificar el hígado: la achicoria, la alcachofa, escarola, endivias, coles, apio, rúcula...

Por otro, están los alimentos ricos en azufre, muy recomendables para la salud hepática: coliflor, brócoli, berza, puerro, repollo…

¡Si tienes alguna duda no dudes en escribirnos y te ayudaremos encantados! 

Suscríbete y recibe

información de los temas de actualidad en salud, bienestar y las mejores ofertas.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar la navegación y realizar labores analíticas. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.