¿QUÉ NOS PRODUCE SUEÑO Y QUÉ NOS LO QUITA?

No hay nada mejor en el mundo que llegar a casa cansado, tumbarte en la cama y dormir. Creemos que a todos nos gusta dormir, aunque hay veces que no podemos conciliar el sueño ya que nuestro cuerpo se siente más débil de lo normal.

 Los motivos más comunes suelen ser el estrés, la preocupación, depresión, jet lag…

Para acabar con estos problemas, en este artículo explicaremos qué es lo que nos hace dormir y qué deberíamos de tomar en caso de no poder hacerlo.

El sueño se crea gracias a la melatonina que hay en nuestro cuerpo. La melatonina es una hormona que se crea por la epífisis o glándula pineal la cual se encuentra dentro de nuestro cerebro. Normalmente se libera en las horas nocturnas ya que el cuerpo con la oscuridad interpreta que tenemos que descansar. En la infancia no suele haber problemas con esta hormona pero una vez pasados los 20 años, esta se ralentiza y una vez pasados los 45 se empieza a perder.

La hormonas se inician al anochecer, llegando al pico máximo durante la noche y disminuyendo los niveles por la mañana. Estos niveles se mantendrán bajos durante toda el día; a este proceso se le denomina el ritmo circadiano.

Cuando oscurece y las retinas no son estimuladas por la luz. el hipotálamo estimula la epífisis creando la hormona del sueño; la melatonina.

La suministración exógena de la Melatonina hace que reposemos como se debe durante toda la noche, ya que regula el ritmo del sueño. Es un buen remedio para combatir el estrés y las preocupaciones. La Melatonina aparte de crear el sueño, protege la glándula pineal del envejecimiento, ya que tiene una potente acción antienvejecimiento sobre la propia glándula.

Si tomamos la Melatonina exógena, esa glándula se envejece más lentamente provocando la ralentización del proceso de envejecimiento del organismo, mental y física.

Tiene un doble poder respecto a la Vitamina E y cinco veces superior al glutatión. La Melatonina, al ser soluble tanto en agua como en grasas, puede actuar contra los radicales libres en todos los ambientes.

A la hora de tomar este suplemento hay diferentes formatos, la de 1 mg o 2 mini tabletas diarias, preferiblemente una hora antes de ir a la cama, y la de 1,9 mg una micro tableta una hora antes de acostarse.

¡Si tienes alguna duda no dudes en escribirnos y te ayudaremos encantados! 

Suscríbete y recibe

información de los temas de actualidad en salud, bienestar y las mejores ofertas.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar la navegación y realizar labores analíticas. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.