Picaduras de Verano

¡Comienzan a subir las temperaturas y con ellas llegan las molestas picaduras! Por ello queremos explicaros los síntomas, la importancia de una correcta prevención para que no te ocurra, y la mejor manera de tratarlas para que nos molesten lo menos posible.

Ahora que estamos en verano es normal que vayamos al monte o disfrutemos de la playa. Es importante que estemos atentos, porque podemos volver con una picadura de mosquito o de garrapata, y debemos ser conscientes de que son causantes de muchas enfermedades.

Una molesta acompañante que podemos traer a casa al regresar del monte es la garrapata. Aunque no suele ser muy común, una enfermedad que puede ser transmitida por esta especie es la de Lyme. Está causada por una bacteria que se puede difundir por diferentes partes del cuerpo y si no es tratada a tiempo puede tener serias consecuencias.

El signo más común de Lyme es el enrojecimiento en la piel, que aparece en el sitio de la picadura de la garrapata aproximadamente una semana después. Generalmente no produce picazón ni dolor, pero si no se trata, los síntomas pueden incluir fiebre, dolor de cabeza y cansancio, pudiendo causar parálisis facial y artritis.

Para evitarlo es muy importante la prevención:

- Evita las zonas de riesgo (generalmente el campo y monte si vas con animales) Camina por senderos y evita arbustos y alta vegetación.

-Utiliza repelente sobre la piel y la ropa.

-Utiliza ropa clara, calcetines encima de la ropa, y una gorra en la cabeza.

-Al regresar a casa revisa tu cuerpo, sobre todo los pliegues (axilas, orejas, ombligo, piernas…)

¿Qué hacer si te han picado?

Busca la cabeza de la garrapata; su boca estará adherida a la piel. Con unas pinzas de punta fina, agarra fuertemente la cabeza lo más cerca de la piel y tira con firmeza (de un tirón) para que su boca salga de la piel.

Lávate las manos y la zona de la picadura con agua caliente y jabón. Y si dispones en casa de aceite esencial de Árbol de Té, aplícatelo en la zona para evitar que se infecte.

Muy importante: Si no puedes extraer la garrapata tú mismo acude al centro de salud más cercano con estas instrucciones y NUNCA uses alcohol, acetona, aceite ni fuego. Solo conseguirás que la garrapata se sienta agredida y expulse saliva, aumentando las probabilidades de contagio. No gires las pinzas ni agarres la garrapata por el abdomen para extraerla. Puede quedar la cabeza dentro. Cuanto más tiempo pase agarrada, más probabilidad habrá de contagio.

Si en los 30-60 días siguientes te sale un sarpullido en la zona de la picadura y tienes síntomas gripales. Contacta a tu médico.

Otra picadura muy común de esta época es la de mosquito. Es muy habitual que por estas fechas estivales nos rodeen, y son trasportadores de muchas enfermedades, sobre todo si viajamos al extranjero (Zika, Dengue…). Como siempre, lo más importante es la prevención:

- Evita los horarios y lugares en los que haya más presencia de mosquitos, viste ropa que proteja la mayor parte del cuerpo y usa repelentes en las partes expuestas. Ya sean eléctricos o con insecticidas, son grandes aliados contra los mosquitos.

-Si usas filtro solar, aplícalo antes del repelente de insectos.

-Evita sitios o recipientes de agua estancada, desde lagos hasta floreros.

Y si aún así te pican, aplícate una bolsa de gel frio (o hielo indirecto en su defecto). También debes evitar rascarte la picadura (por riesgo de infección) y aplícate un gel post-pica que suele haber en las farmacias.  

Desde la farmacia Olaizola recomendamos el de Pranarom y el de Ozoaqua, porque calman el picor y evitan que se infecte la picadura.

Suscríbete y recibe

información de los temas de actualidad en salud, bienestar y las mejores ofertas.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar la navegación y realizar labores analíticas. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.